Ex-empleados Grupo BBVA

Ultimas noticias

octubre 2019
L M X J V S D
« Abr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

La Prensa al día

FISCALIDAD PENSIONES

Fiscalidad Pensiones

Fiscalidad PensionesEl importe de la pensión de jubilación que perciben los trabajadores de banca, en ciertos casos, incorpora derechos adquiridos.

Y estos fueron generados durante el período en el que los servicios de previsión social se canalizaban a través de distintas mutualidades laborales de banca.

Ademas desaparecidas las mutualidades e integrados los servicios de previsión social en la Seguridad Social, los derechos generados se respetaron a la hora de definir los beneficios sociales de este último organismo.

Por lo que, el importe de la pensión que ahora reciben algunos jubilados de banca es el resultado tanto de las aportaciones realizadas a las distintas mutualidades, como las realizadas, posteriormente a la SS.

Ya que desde el punto de vista de la fiscalidad de las pensiones, las aportaciones que realizaron los trabajadores en su vida laboral, fueron deducibles del IRPF, excepto las cuotas satisfechas a las mutualidades.

Y de este modo, al incluir ahora  el importe total de la pensión en el IRPF, como renta de trabajo, esas cuotas satisfechas a las mutualidades estarían siendo objeto de una doble imposición, ya que en su momento no fueron consideradas deducibles de dicho impuesto.

El criterio del Tribunal Economico Administrativo Central

Ademas el criterio sobre este tema del Tribunal Económico-Administrativo Central, expresado en su resolución 07195/2016/00/00, del 5 de julio de 2017, sobre una reclamación de un jubilado de Telefónica, dice que la parte de la pensión que pueda corresponder a aportaciones a mutualidades realizadas con anterioridad al 1 de enero de 1979 (fecha de la desaparición de la mutualidad de  Telefónica ITP) , tiene derecho a la exención del IRPF, siempre que sea acreditada por el interesado la fecha en que comenzó a hacer aportaciones a la mutualidad de previsión social correspondiente y el período por el que las estuvo haciendo. Si no se pudiera acreditar la cuantía concreta de las aportaciones que no hayan podido ser objeto, en su momento, de reducción o minoración en la base imponible, se integrará como rendimientos del trabajo solo el 75 por ciento de la parte correspondiente de la pensión, quedando el 25% restante, exento de tributación.

Por lo tanto, visto el criterio del TAC, los pensionistas de banca que, en su momento, efectuaron contribuciones a la mutualidad correspondiente, tienen ahora la doble oportunidad de, por una parte, deducir, en sus futuras declaraciones del IRPF, el 25% de la  parte de la pensión que corresponda al período en el que estuvo cotizando a la mutualidad, y, por otra, recuperar, de las declaraciones del IRPF de los últimos cinco años, la parte correspondiente  a esta exención que ahora se reconoce.

Solicitud y recurso

Para ello, es necesario:

1.- Solicitar el Informe de Vida Laboral a la Tesorería General de la Seguridad Social.

2.- Pedir al Banco el certificado de cotizaciones a la mutualidad aboral correspondiente.

Posiblemente el Banco sólo podrá certificar el período durante el que se cotizó a la mutualidad, pero eso es válido a estos efectos.

3.- Presentar a la AEAT un escrito de solicitud de regularización de los 4 últimos ejercicios fiscales, acompañando de los documentos anteriores.

Ademas en breve os enviaremos una nota en la que se indican los procedimientos para obtener estos documentos necesarios.

Y el texto en el que se reclama a Agencia tributaria, la regularización de las declaraciones de los años 2014, 2015, 2016 y 2017.

Asimismo os informamos de que la Asociación Uniter ha entrado en contacto con un despacho fiscalista.

Y con el fin de que, para quien lo crea conveniente, tramite las distintas solicitudes de los asociados.

Asociacion Uniter