Ex-empleados Grupo BBVA

Ultimas noticias

julio 2019
L M X J V S D
« Abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

La Prensa al día

VIAJE A LA RIBERA SACRA

Viaje a la Ribeira Sacra

Viaje a la Ribeira SacraEs muy frecuente, sobre todo antes y después del verano, que algunos de nuestros políticos y ciertos representantes sociales, hagan declaraciones sobre lo que le falta, o le sobra, a una zona para ser una “Zona Turística”, y sobre lo que se debe, o no se debe, hacer para que tengamos un “Turismo de calidad”.

Son declaraciones recurrentes, siempre las mismas año tras año, y cuyo denominador común es que todos piden a “alguien” inconcretas soluciones, que “haga algo”, que “hay que hacer algo” porque “así no podemos seguir”.

Difícilmente encontramos en esas declaraciones soluciones coherentes.

Se piden, a “alguien”, hoteles, campos de golf, piscinas, puertos, puentes, conservatorios, auditorios, profesionales cualificados, túneles, polígonos industriales, teatros al aire libre, planes turísticos, etc.

Al mismo tiempo, unos recogen firmas para presionar no se sabe a quién, y otros firman supuestos compromisos solemnes para engañar al personal.

Todo en un batiburrillo incoherente y deslavazado.

Con todos mis respetos, esta gente ni sabe de donde venimos, ni sabe donde estamos, ni, y esto es lo peor, sabe lo que quiere.

Uniter sabe lo que quiere

La Asociación Uniter si que sabe lo que quiere: lo mejor para sus asociados.

Y así el viaje organizado los días 16 al 20 de abril para visitar la Ribera Sacra ha sido un éxito no solo desde el punto de vista turístico sino de integración de un grupo heterogéneo, que unido como una piña ha disfrutado de tan esplendido viaje.

Les contare muy sucintamente lo que hemos gozado.

El viaje

Salimos el día 16 por la mañana en un comodísimo autobús rumbo a la Ribeira Sacra no sin antes almorzar un gustosísimo cocido maragato en Casa Maruja en Castrillo de los Polvazares.

Desde allí nos dirigimos a la localidad de Pantón para situar nuestra base en el Hotel Balneario de Ocas de Aguas Santas. en el Concello de Ferreira de Pantón y rodeado de algunas de las joyas del románico gallego como la iglesia de San Miguel de Eiré, la de San Fiz de Cangas o el convento de las Bernardas de Ferreira, además de un estupendo campo de golf y circuitos, cascadas, piscinas, masajes y otros muchos tratamientos a base de aguas carbonadas.

Y donde disfrutamos de una excelente queimada acompañada, por supuesto, de su “CONXURO”

La Ribeira Sacra

Antes de narrarles nuestras actividades les pondré en situación.

Uno de los 10 lugares únicos de Galicia es la Ribeira Sacra, donde se encuentra la mayor concentración de construcciones religiosas de estilo románico en Europa.

La Ribeira Sacra es una tierra marcada por los ríos Miño,Sil y Cabe que, a su paso entre las montañas, van moldeando su hermoso paisaje.

Todo esto, unido a la fe y a la espiritualidad que aún envuelve los numerosos monasterios diseminados por estas tierras, hace de este rincón de Galicia una apuesta segura para los sentidos.

Es una zona que comprende las riberas de esos tres ríos, en la zona sur de la provincia de Lugo y el norte de la provincia de Ourense. La capital de la zona se convino que fuese la ciudad de Monforte de Lemos(Lugo), que es también la localidad más poblada.

El topónimo “Ribeira Sacra” podría proceder de la Edad Media y, en un principio, se pensó que el origen de su denominación estaría en el latín “Rivoira Sacrata” y que podría responder a la gran cantidad de monasterios y templos ubicados en los monumentales cañones y escarpadas laderas que jalonan la zona.

Para otros, el origen serían sus abundantes bosques de robles y Ribeira provendría del término Rovoyra, que haría referencia a sus extensos robledales.

El vino en la Ribeira Sacra

Hablar de la Ribeira Sacra también es hablar de vino, lo que se aprecia nada más poner el pie en estas tierras: su paisaje está marcado por los conocidos “socalcos”, viñedos en bancales situados en las laderas de las montañas.

Así, como denominación de origen, se le conoce por la calidad de sus vinos, muy recurridos en la gastronomía gallega, a los que popularmente se conoce en la zona con el nombre genérico de mencia, debido a que son elaborados principalmente con la variante de uva mencía, aunque también se usa la variante godello.

Las viñas, que se pueden contemplar siguiendo el curso del río, están dispuestas en un sistema de escalones de piedra, llamados socalcos, a lo largo de la ribera, y datan de la época romana

Los romanos ya tenían en gran aprecio estos caldos, que son afrutados y de gran presencia, ideales para disfrutar con carnes, y se decía, que una de las variantes de este vino, el Amandi (procedente de la zona del mismo nombre), se le hacía traer al César desde la Gallaecia romanizada.

Y desde luego desde esa época hasta nuestros días continúa siendo una zona vinícola “heroica” dadas las dificultades de su cultivo y recogida.

Por ello recorrer la Ribeira Sacra es descubrir la Galicia más desconocida y misteriosa, entrar en un reino que durante siglos perteneció casi en exclusiva a monjes y eremitas

Durante tres días disfrutamos de magnificas excursiones y de una gastronomía típica y lugareña que nos supo a gloria.

Monforte de Lemos

Antes de partir para Monforte de Lemos estuvimos en el monasterio cisterciense de las Madres Bernardas, en Ferreira de Pantón, el único de toda Galicia que sigue en la actualidad ocupado por monjas que, por cierto, elaboran unos magníficos almendrados.

Paseamos por el casco antiguo de Monforte de Lemos, donde sobresale el conjunto compuesto por el monasterio renacentista de San Vicente do Pino, los restos del Palacio de los Condes de Lemos y su torre del homenaje, sede además del Parador de Monforte.

Hicimos una parada obligatoria en el Colegio de Nuestra Señora de la Antigua, de estilo herreriano.

Y conocido también como el Colegio del Cardenal (por su constructor) o Colegio de la Compañía (por sus regidores) y apodado popularmente como el “Escorial Gallego” por la magnitud del edificio. Fue construido entre finales del siglo XVI y principios del XVII, bajo el patrocinio del Cardenal Rodrigo de Castro para que, regentado por la Compañía de Jesús, había servido para la educación de la comarca y de toda Galicia.

Desde el año 1873 el colegio es dirigido por los Padres Escolapios.

El conjunto monumental

El conjunto monumental, situado en una gran explanada en el centro de Monforte, está formado por el edificio del colegio con la fachada de estilo renacentista herreriano, la Iglesia de Nuestra Señora de la Antigua, el claustro y el museo.

La iglesia alberga importantes obras de arte de las que destaca el retablo mayor hecho en madera de nogal por Francisco de Moure a comienzos del siglo XVII y la estatua del cardenal Rodrigo de Castro fundida en bronce, obra del escultor Juan de Bolonia.

El museo

El museo, instalado en la antigua sacristía, cuenta con una pequeña colección de piezas entre las que cabe destacar las valiosas piezas bibliográficas, la documentación y los ornamentos litúrgicos, pero la mayor joya del museo es su pequeña pinacoteca que cuenta con dos óleos de El Greco y cinco tablas de Andrea del Sarto.

Antes de almorzar recorrimos el Centro de Interpretación del vino, donde tuvimos una cata.

Paseamos en catamarán desde el embarcadero de Doade, en el concello de Sober, para disfrutar de los Cañones del río Sil.

En ellos pueden observarse desde cualquier lugar las enormes masas rocosas, agrestes, difícilmente suavizadas por la erosión y el cauce del Río Sil.

También pueden apreciarse los imposibles viñedos plantados por los romanos en el Siglo I y, posteriormente, mimados por los monjes de los diferentes monasterios que dan nombre a esta zona de la geografía ourensana y lucense.

Recorrimos la Bodega Regina Viarum  nombre con el que los romanos se referían a la reina de los caminos: la Vía Appia.

Regina Viarum se encuentra en el corazón de la Ribera Sacra, en Amandi, que representa la esencia de una tierra única, que confiere a la uva cualidades irrepetibles.

 Es esta la Ribeira Sacra, la cuna del legendario “Amandi”, un vino tan apreciado por los romanos que lo consideraban el verdadero “oro del Sil”.

Un vino que siglos más tarde los monjes benedictinos elaborarían en exclusiva para las bodegas de los más refinados papas. Recorrimos con un pequeño tren los viñedos y los bosques de castaños que los rodean.

Visita a LugoVisita a Lugo

En nuestra estancia en Lugo visitamos la muralla romana que rodea la ciudad que es la única del mundo que se conserva entera. Por eso y por su misteriosa belleza es Patrimonio de la Humanidad.

La leyenda dice que los romanos construyeron la muralla para proteger no una ciudad sino un bosque, el “Bosque Sagrado de Augusto”, en latín “Lucus Augusti”, de ahí el nombre de Lugo.

Hoy el bosque es un misterio, pero la muralla sigue en pie desafiando al tiempo y hablando a quién sepa escucharla.

Mide más de 2 km y tiene 10 puertas. Caminar por lo alto de la muralla que en algunos tramos alcanza los 7 m de ancho, y detenerse en algunas de sus 71 torres que se conservan (de las 85 originales) es sentir de cerca el poder de la Roma Imperial. 

Y también, disfrutar de las mejores vistas antes de visitar la pequeña pero sublime Catedral de Lugo.

Después de un opíparo almuerzo visitamos el Ecomuseo de Arxeriz, situado en un antiguo pazo reconstruido con su huerta, construcciones secundarias incluyendo una capilla y un castro desde el que se podía contemplar el mítico meandro de O Cabo do Mundo, con la Isla de Sernande.

El vienes con el deber cumplido, contentos y satisfechos regresamos a Madrid no sin antes almorzar unas alubias a la zamorana y unos morcillitos de ibérico con patatas fritas en Benavente.

 En resumen, un esplendido viaje con unos magníficos compañeros en el que disfrutamos tanto que hemos pedido a Alejandro, nuestro Presidente, que se organicen como mínimo dos viajes al año.